Inicio CreaciónAutores Trato que el lector termine el libro en su cabeza

Trato que el lector termine el libro en su cabeza

por Editor
0 comentario

Con todo el orgullo imaginable reproducimos acá la entrevista que el periódico La República (Perú) hiciera a Eduardo Plaza uno de los escritores más prometedores de nuestra escena literaria. Eduardo forma parte del equipo de Libros y Bibliotecas y además de su talento como escritor mencionaremos su preocupación por el fomento lector y una gestión bibliotecaria comprometida con la innovación.

«Eduardo Plaza se acercó a la literatura al finalizar el colegio, cuando no sabía qué hacer con su vida. Estudió derecho, pero luego de asistir a cuatro clases se dio cuenta de que eso no era lo suyo. Su pasión por la literatura creció y en el 2016 publicó ‘Hienas’, libro de cuentos que lo catapultó hasta ser incluido en la lista de Bogotá39.

¿Siempre tuviste ese gusto por la lectura?

De niño no leía, no porque fuera flojo, sino porque vengo de una familia de pocos recursos. En mi casa no había una biblioteca, ni una herencia familiar de lecturas. En el colegio la lectura era casi obligatoria y yo prefería jugar a la pelota antes que ponerme a leer.

¿Te imaginaste la buena crítica para ‘Hienas’?

Los primeros buenos comentarios fueron boca a boca. ‘Hienas’ jamás ganó un premio ni una portada entera en diarios. Fueron otros escritores quienes hicieron reseñas, yo no esperaba que tuviera una reputación más allá, entre otras cosas, porque tampoco la buscaba.

¿Cuánto de ti hay en los cuentos?

El libro es 90% ficción. El único hecho real es que uno de los personajes finge ir a la universidad. Fui a cuatro clases de derecho y me di cuenta de que no estaba en el lugar correcto, pero no lo dije en mi casa. Caminaba todo el día durante meses, esa decisión me ayudó a acercarme con la literatura.

¿Cómo así?

Con tanto tiempo libre, a veces iba a la biblioteca y en una de esas visitas recuerdo que leí ‘Vaso de leche’ de Manuel Rojas, es el cuento más hermoso que he leído en mi vida. Luego empecé con otros autores, leía lo que encontraba, era un acto de supervivencia.

¿Quedaste conforme con el final de tus cuentos?

Me costó cerrar un par de relatos y eso se debe a que cuando escribo pienso en el tema, no en el argumento. Al no encontrar una forma de cómo cerrar esos cuentos, lo dejo ahí, no como un cuento redondo, sino como un episodio, que suena a medias. No era importante cerrarlo, para mí, no es necesario seguir las reglas canónicas de cómo hacer un cuento.

Te pusiste la meta de hacer una publicación al año…

Eso pensaba antes, pero ahora puedo escribir una página al mes y eso no me estresa, pues no puedo sentarme a retomar lo que escribo sin antes haber leído todo lo anterior. Tengo una página en word que dice “proyecto nuevo” y está así hace cuatro meses. Sé que en algún momento me voy a sentar a escribir dos párrafos y va a ser maravilloso, mientras tanto leo.

¿Qué significa estar en la lista de Bogotá39?

No recordaba la primera lista de Bogotá39, me puse a googlear antes que me llegara un correo confidencial que luego dejé ahí. Al mes siguiente se lanza en medios importantes y ahí me di cuenta de lo grande que era, sobre todo porque hay buenos escritores chilenos que pudieron estar ahí y no están. No soy un escritor reconocido, soy uno más.

¿Estar en esa lista te compromete para futuras publicaciones?

Para nada, porque probablemente me hubiera presionado igual. Soy muy inseguro, trabajo constantemente en esto de entender la literatura como un proceso íntimo y no con una puesta a prueba frente a nadie, como quiera entenderlo el resto, da lo mismo. Quiero desarrollar un proceso literario personal, con o sin ese premio de por medio, la presión es bastante. Si el premio me generara esa presión, es solo ego.

¿En qué etapa de tu carrera como escritor te encuentras?

Estoy tratando de trabajar un lenguaje personal, no solo escribir y escribir. Lo principal es ser escueto. Siempre busco limpiar los textos, que no tengan tantos adjetivos calificativos. Trato que el lector complete el libro en su cabeza, eso me nace hoy, no sé qué me nacerá mañana. En 10 años espero tener una obra»

Fuente La República: https://larepublica.pe/la-contra/1361948-trato-lector-termine-libro-cabeza

0 comentario
0

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Aceptar Leer más

Share This