Inicio CreaciónAutores El Europarlamento saca adelante la reforma de los derechos de autor

El Europarlamento saca adelante la reforma de los derechos de autor

por Editor
0 comentario

El polémico texto, aprobado con 438 votos a favor y 226 en contra, da un paso más para convertirse en directiva.

El Parlamento Europeo ha aprobado hoy la propuesta de reforma del derecho de autor en Internet. El texto, que había sido rechazado por los eurodiputados el pasado julio con un margen de 40 votos, ha experimentado una revolución dos meses después: 438 a favor, 226 en contra y 39 abstenciones. Triunfa así el frente, liderado por Axel Voss, eurodiputado popular y ponente de la iniciativa, que defiende la urgencia de modificar la directiva en vigor, de 2001, y proteger a los creadores con más garantías y remuneraciones justas frente a los colosos de Internet que se benefician de la difusión de sus obras. Cae derrotado, en cambio, el bando de la eurodiputada Julia Reda, del Partido Pirata, que considera que la reforma no ayuda a los artistas mientras que pone en riesgo la libertad en Internet. El propio Voss lo celebró de forma muy gráfica, con muecas y los pulgares hacia arriba.

La votación, tensa y larga debido a una infinidad de enmiendas, ha respaldado los dos artículos que han concentrado todas las polémicas, en una de las batallas ideológicas y de movilización más agrias que el Europarlamento recuerde: el 11 crea un derecho conexo para los editores de prensa, para que puedan autorizar o prohibir a los agregadores de noticias online (como Google News) que reproduzcan las publicaciones de sus medios, y decidir si quieren exigir un cobro por ello. El artículo 13, la principal fuente de peleas, quiere que los portales que almacenan, optimizan y difunden contenidos de usuarios con fines comerciales (como YouTube) se responsabilicen por lo que los internautas suban. Hasta la fecha, solo tienen que ejercer un control a posteriori, cuando se les señala una violación del copyright. La reforma pretende que obtengan una licencia de los dueños de los contenidos e implementen medidas como filtros previos para evitar alojar obras protegidas sin autorización. Para los críticos, controlar a priori millones de contenidos es tecnológicamente y económicamente inviable, además de peligroso.

La pelea se mantuvo hasta el último momento. Los ministros de Cultura de casi una decena de países europeos, entre ellos España, suscribieron en la víspera de la votación una declaración conjunta para apoyar la reforma. Sus partidarios defienden que proporciona más poder a los creadores que utilizan Internet para difundir sus obras, y la ven como una forma de proteger el patrimonio cultural europeo. Los dos grandes partidos españoles, PP y PSOE, han apoyado la medida. Para estos últimos, Internet no puede ser un territorio sin ley: los editores de prensa tienen derecho a una remuneración justa por la difusión de sus publicaciones a través de la Red, y plataformas como Youtube, Pinterest, SoundCloud, Vimeo, DailyMotion, Flickr o Tumblr deben permitir a los creadores controlar el contenido protegido que suben los internautas y pagar por su uso.

Si finalmente sale adelante, gigantes de Internet como Facebook y Google pueden verse obligados a compartir parte de sus ingresos con la industria creativa, aunque todavía no se ha cuantificado el impacto en sus cuentas. Edima, la organización que aglutina a las plataformas digitales en la UE, se ha mostrado crítica con la decisión. Cree que restringirá las noticias que los usuarios pueden compartir, y ha alertado de que los filtros automáticos les impedirán subir determinados contenidos. «Son malas noticias para los ciudadanos europeos», ha resumido.

El resultado no ha sentado nada bien a los detractores de la norma. En un gesto inusual, un eurodiputado pidió la palabra al acabar la votación para dejar constancia de su malestar. «Es un golpe muy fuerte a la libertad de expresión en Internet», lamentó. Algunos de ellos opinan que el cambio legislativo abre la puerta a la censura preventiva. «Ahora puede tratarse de una pieza musical ilegal, pero en el futuro pueden ser opiniones. Necesitamos que se pague a los creativos, lo que no puede ser es que los algoritmos decidan lo que aparece en Internet y lo que no», advirtió el europarlamentario socialdemócrata alemán Tiemo Wölken.

Tras la aprobación, los eurodiputados también votaron a favor de dar vía libre al informe para la llamada fase de triálogo: Europarlamento, Comisión y Consejo Europeo buscarán consensuar contrarreloj una versión definitiva de la reforma que tendrá que pasar de nuevo por el voto de Estrasburgo para convertirse en directiva. Las elecciones europeas, previstas para mayo de 2019, meten prisa a las instituciones.

Fuente: https://elpais.com/cultura/2018/09/12/actualidad/1536748522_260601.html

0 comentario
0

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Aceptar Leer más

Share This